¿Cómo obtener un cinturón blanco en Karate? Guía para principiantes

¡Compartir es demostrar interés!

Si está interesado en comenzar su viaje de artes marciales, el sistema de cinturones puede ser mucho para asimilar. Comenzando en blanco y subiendo al negro, los recién llegados al deporte sin duda tienen preguntas sobre cómo funciona todo el sistema.

Primero, es crucial entender que cada cinturón en el sistema tiene un significado, y el cinturón blanco que emplea el karate no es diferente.

Al igual que otras artes marciales, el kárate utiliza cinturones de diferentes colores como sistema de clasificación. Cada color indica un grado diferente de dominio sobre el deporte.

El objetivo del artista marcial es trabajar hacia el siguiente color de cinturón en el sistema, lo que indica que ha subido de nivel y está un paso más cerca de ganar su cinturón negro.

Si alguien tiene un cinturón blanco de artes marciales, se encuentra en la primera etapa del sistema. Cuando alguien comienza a practicar kárate por primera vez, usará un cinturón blanco alrededor de la cintura para cerrar las solapas de su uniforme, tradicionalmente llamado gi.

En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber sobre cómo obtener un cinturón blanco en kárate.

¿Qué es el sistema de clasificación de cinturones en Karate?

El sistema de clasificación de cinturones de kárate varía según el estilo y la escuela. Algunas academias ajustan el orden de los colores estándar, mientras que otras agregan nuevos colores según las preferencias y el linaje.

Orígenes de la clasificación de cinturones

Cómo obtener un cinturón blanco en Karate

Entonces, ¿de dónde viene este sistema de clasificación de cinturones?

El sistema de cinturones proviene de otro arte marcial. El fundador del judo, el maestro Jigoro Kano, quería una manera de indicar el progreso en su nuevo deporte, como había visto hacer en otras actividades competitivas en Japón.

Se le ocurrieron cinturones clasificados para cerrar el kimono, también conocido como el gi. Este concepto sigue vivo en el mundo de las artes marciales, y es una de las pocas cosas que tienen en común muchos de los diferentes estilos.

Puede notar que el sistema comienza con colores más claros que se oscurecen progresivamente. Cuando los artistas marciales comenzaron a usar los cinturones, era mucho más barato para la clase trabajadora simplemente teñir su cinturón al siguiente rango en lugar de comprar un cinturón completamente nuevo.

Sin embargo, más allá de esta practicidad, también hay una razón simbólica para todos los colores. Por lo general, el amarillo simboliza la energía y el naranja representa la estabilidad. El cinturón blanco no es una excepción a los significados ocultos.

En muchas culturas, incluidas la japonesa y la estadounidense, el blanco simboliza la pureza y la nobleza. Esta es la razón por la que tantos estilos diferentes de artes marciales utilizan el cinturón blanco como rango inicial.

Como artista marcial, puedo atestiguar que mis días de cinturón blanco sin duda merecían esa marca de pureza. Mi mente era una pizarra en blanco, esperando que mi maestro la llenara con valiosos conocimientos y disciplina fundamentales para las artes marciales.

Tiene mucho sentido que el cinturón blanco sea el punto de partida para tantos sistemas de clasificación de cinturones.

Colores de la correa

El sistema estándar de clasificación de cinturones para karate es el siguiente:

  • cinturón blanco
  • Cinturón amarillo
  • cinturón naranja
  • Cinturón verde
  • Cinturon azul
  • cinturón café
  • cinta negra

También debe tener en cuenta que todos los cinturones antes del negro se conocen como rangos «kyu». Esto significa que las personas que usan estos cinturones de colores siguen siendo estudiantes. Una vez que alcanzan el cinturón negro, ingresan a los rangos de «dan» para instructores.

Por supuesto, cada rango de cinturón viene con un nivel diferente de comprensión. En algunas academias, cada nivel de cinturón debe tener un buen dominio de katas o patrones de movimiento específicos.

Exámenes de cinturón

Los cinturones negros generalmente administrarán un examen en cada cinturón a medida que avanza en los rangos. Naturalmente, estos exámenes serán más difíciles de aprobar a medida que continúes subiendo de nivel.

Mientras que los cinturones amarillos deben tener una comprensión básica de los movimientos de karate, los cinturones verdes deben saber cómo aplicarlos contra un oponente. Mientras tanto, los cinturones marrones deben entender cómo tener un control completo y total sobre su oponente.

La cantidad de tiempo que las personas pasan en cada rango depende del estilo del instructor. Sin embargo, hay períodos de tiempo mínimos en cada cinturón.

Los cinturones blancos deben entrenar activamente durante al menos tres meses antes de progresar. Los cinturones amarillos y los cinturones naranjas deben entrenar durante seis. Los cinturones verdes deben entrenar durante nueve meses, los cinturones azules durante al menos un año y los cinturones marrones durante un año y medio.

Recuerde, sin embargo; Estos son los requisitos mínimos. Según mi experiencia, la mayoría de los instructores mantienen a sus alumnos en cada rango de cinturón durante al menos un año antes de permitirles realizar la prueba, a menudo más dependiendo del nivel.

¿Cómo obtengo un cinturón blanco?

Si ves a alguien con un cinturón blanco alrededor de la cintura, lo más probable es que esté al comienzo de su viaje por las artes marciales. Usted puede decidir fácilmente hacer lo mismo.

Si decides sumergirte también en el mundo de las artes marciales, entonces deberías encontrar bastante fácil conseguir un cinturón blanco. La mayoría de las escuelas no requerirán que hagas nada fuera de lo común antes de recibir tu cinturón blanco.

Como mencioné antes, el cinturón blanco representa un estado de pureza y borrón y cuenta nueva. Por lo tanto, no es necesario un conocimiento previo del deporte antes de recibir su cinturón blanco de kárate.

A menudo, deberá registrarse para obtener la membresía o incluso solo para una clase de prueba. Mi academia me entregó un cinturón blanco de préstamo durante mi clase de prueba para asegurarme de que el deporte encajara bien y al mismo tiempo tener todo lo que necesitaba para la clase.

Del mismo modo, el personal de la academia probablemente te dará el cinturón con tu gi, que usarás en las colchonetas como tu uniforme.

En algunos casos, es posible que deba comprar tanto el cinturón como el gi si aún no incluyen el costo en su matrícula.

Atar su cinturón blanco por primera vez

No te preocupes; no tienes que saber cómo atar el cinturón alrededor de tu cintura tan pronto como lo recibas.

Eso es en parte para lo que sirve el cinturón blanco. El cinturón de inicio le permite aprender cómo atar correctamente su cinturón alrededor de su gi para asegurarse de que todo su uniforme esté en plena forma antes de que comience el entrenamiento. Por supuesto, sus compañeros e instructores le ayudarán a aprender a atarse el cinturón.

Sé que ciertamente tuve un problema para atarme el cinturón cuando comencé a entrenar. Con la ayuda de mi cinturón blanco como herramienta de entrenamiento y la instrucción de mis compañeros, ahora puedo atarme el cinturón con los ojos cerrados en solo unos segundos.

Nadie te juzgará por hacerlo mal. En mi experiencia, más personas incluso salen con los pantalones al revés la mayoría de las veces.

¿Existe un ritual de cinturón blanco?

Es posible que esté esperando participar en algún tipo de ritual de cinturón blanco cuando pise las colchonetas por primera vez. Si bien este no suele ser el caso, todas las escuelas de artes marciales tienen la libertad de hacer lo que les plazca.

No deberías sorprenderte si tu escuela te pide que completes un tipo de ritual antes de que puedas atar el cinturón blanco alrededor de tu cintura.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el personal del dojo te entregará un cinturón blanco de kárate desde el principio. Después de todo, es una parte necesaria del uniforme, y la mayoría de los instructores de artes marciales requieren uniformes perfectos de pies a cabeza antes de que un estudiante pueda participar en la clase.

El kárate también adopta muchos de sus rituales y tradiciones de otras artes marciales, como el judo, que utiliza activamente el cinturón del oponente como parte del sistema de lucha. Entonces, mientras que los practicantes de karate pueden no necesitar usar el cinturón para actuar, la tradición dicta que lo usen en todo momento.

Una vez más, no debería sorprenderte si la escuela requiere que completes algún tipo de actividad antes de entregar tu cinturón blanco. A algunos instructores les gusta hacer cumplir las formalidades en todos los aspectos del kárate.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, espere que su academia le dé uno antes de pisar las colchonetas.

Sin embargo, tenga en cuenta que algunas escuelas de artes marciales pueden requerir que compre su cinturón blanco, mientras que otras incluyen el costo en su matrícula. Esto continuará con cada nuevo rango de cinturón. Lo mismo ocurrirá con el gi y cualquier otro equipo de combate necesario.

¿Cuánto tiempo permanece la persona promedio en un cinturón blanco?

La cantidad de tiempo que la persona promedio pasa como cinturón blanco de kárate depende del estilo, la escuela y la dedicación de la persona al kárate.

En promedio, los recién llegados al deporte tienden a pasar aproximadamente seis meses como cinturón blanco. Por supuesto, esto es con un entrenamiento muy consistente que conduce a un buen dominio de los conceptos básicos de cada uno de los cinturones de artes marciales.

Cómo obtener un cinturón blanco en Karate

Esto no es negociable porque necesitarán probar su conocimiento y resistencia para avanzar en el sistema.

Algunas escuelas eligen mantener a sus estudiantes en cinturón blanco un poco más. Mi escuela, por ejemplo, es muy estricta con el rango. Nuestros estudiantes deben exhibir las habilidades y cualidades del siguiente nivel antes de tomar el examen para ello.

Por lo tanto, los estudiantes pueden pasar de ocho a doce meses en el rango de cinturón blanco antes de que puedan probar para ingresar a la siguiente etapa de su viaje.

Otros dos factores pueden afectar la rapidez con la que pasas a la siguiente etapa: el tiempo dedicado al entrenamiento y la dificultad de las artes marciales que estás aprendiendo.

Tiempo dedicado al entrenamiento

No todos pueden entrenar tan consistentemente como les gustaría. Algunos aficionados tienen trabajos de tiempo completo o tienen estudios y solo pueden ingresar al dojo una o dos veces por semana.

Estas personas no avanzarán al siguiente cinturón tan rápido, pero eso está bien. Todos se mueven a su propio ritmo en karate. Cuando finalmente lleguen al siguiente rango, tendrán una gran razón para celebrar.

Nivel de dificultad

También vale la pena mencionar que la dificultad del estilo de kárate influye en el tiempo que alguien pasará como cinturón blanco. Hay diferentes estilos de karate, cada uno con diferentes niveles de dificultad.

Por ejemplo, el infame Niño del karate La película muestra el flujo y reflujo de Goju-Ryu, mientras que Kyokushin se enfoca en el combate agresivo y el contacto de cuerpo completo.

Puede ser fácil obtener todo el conocimiento para pasar a su próximo cinturón en seis meses en un estilo, pero otro puede tenerlo trabajando en ese próximo rango durante al menos un año.

Lo mismo se aplica a las artes marciales en general. El promedio para todos los estilos de kárate es de seis meses, pero un deporte como el Jiu-Jitsu brasileño puede pedir dos o más años a sus practicantes de cinturón blanco antes de pasar al siguiente nivel.

Independientemente del estilo de karate en el que planee participar o cuán consistente pretenda ser, recuerde que no está compitiendo contra el tiempo. Disfruta de tu tiempo como cinturón blanco y empápate de todo el conocimiento que puedas.

Este es su viaje, y lo completará, sin importar cuánto tiempo tome.

Conclusión

Si te encuentras parado sobre las colchonetas con un cinturón blanco sosteniendo tu gi cerrado, deberías estar más que orgulloso de ti mismo porque significa que decidiste dar el primer paso en tu viaje por las artes marciales, que a menudo puede ser el paso más difícil de dar. .

Recuerda que comienzas desde una pizarra en blanco nueva cuando te pones el cinturón blanco. No se espere nada más que mantener una mente abierta y una ética de trabajo diligente para absorber todo el conocimiento que pueda.

Si descubre que desea continuar practicando kárate, recuerde que el sistema de clasificación no pretende asustarlo. En cambio, le dará algo por lo que trabajar en forma de objetivos más manejables.

Lo más importante, recuerda que estás haciendo karate porque quieres. Es un deporte saludable y gratificante, y comenzarás a ver los beneficios desde el momento en que comiences a ensuciar un poco ese cinturón blanco.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continua navegando estás aceptándolas.    Más información
Privacidad